martes, marzo 30, 2010

preculsor de las maquinas expendedoras

En las partes rurales de Japón, no es difícil encontrar esto:



Una caja roja donde poner el dinero y un cartel donde pone que las cosass se vendan a 100 yenes.
En este caso, naranjas, soba o dulces.
Estas mesas están por ahí en el medio del camino, sin gente sin vigilancia ni nada.

6 comentarios:

your sister dijo...

Después de ver las millones de máquinas expendedoras que hay por japón con millones de cosas distintas no me extraña nada esto

firefos dijo...

Me gusta el mercado ese, asi seguiras por los puestos y cogeras lo que sea mas hermoso, y m´as tierno, por que los precios tambien influira, cada uno pondra el suyo,

Jordi dijo...

Pues la verdad es que por alli todo estaba a 100 yenes.
Pero creo que no cogeis el concepto.
Lo importante es que esta sin vigilancia!

ana laura dijo...

en verdad la gente no se lo roba? me sorprende en verdad, lamentablemente dudo uqe por acá uno no pueda hacer eso y esperar que el dinero y las cosas continuen ahi al regresar por ellos

Raistlin dijo...

ajaja eso lo quiero ver yo aqui jaja en mitad del camino abria un papel que pondria," Vale por una caja con naranjas y el bote del dia, gracias" jajajaja

firefos dijo...

Han llamado de tu universidad de ALcala, que necesitaban electronicos, y nos han dicho que te apuntes cuandoquieras en la bolsa de trabajo en tu universidad.