sábado, enero 21, 2006

Para quedarse sin palabras

Leo en uno de mis lugares habituales de noticias esto:

"Leo estupefacto que la SGAE no ha tenido el menor pudor en cobrar, a un grupo de discapacitados que realizaban funciones benéficas, la cifra de 518 euros en "contraprestación" por derechos de autor. La cifra puede ser ridícula si la comparamos con lo que recaudan en otras ocasiones, pero el querer sacar tajada hasta de una representación gratuita, benéfica y realizada por discapacitados... Estoy triste, muy triste dándome cuenta de la clase de gente que puede llegar a existir."

Es para cagarse en todos sus muertos, encima una de las obras por las que cobran también la he interpretado yo, se llama Picnic. Y es de un autor bastante revolucionario, de izquierdas y tal. La obra en sí es una ironía contra la guerra. No conozco a los demás pero puedo asegurar que la SGAE no está representando a este autor en este asunto y dudo que a ningún otro.
En serio, no sé qué decir, no encuentro palabras suficientemente fuertes.

2 comentarios:

Paz dijo...

¡¡¡¡UFFFF!!!!
Tenían que salir estas noticias por la tele, para hacerles propaganda a los de la SGAE, y a todos los que la defienden!!!

AGGGGRRRRRRRRRRRRRR!!!!!!!!!!!!

El Gincho dijo...

Esa empresa, SGAE (Sanguijuelas Gorronas Aprovechadas y Engañosas), puede que tenga razón en que copien de su propiedad, y encima sacando beneficios de ello, no obstante, los afectados, son necesitados a los que el estado(espero)desea amparar, por lo que tendrían las de ganar si no pagan, supongo que las leyes no sólo están hechas para los hechos, sino también para cada tipo de personas, y ellos precisamente no han perjudicado a nadie...ya me gustaría que cada miembro sanguijuela de la sgae sufriera de un ICTUS y no pudiera ni mover las manos pa pedir en el metro...