domingo, abril 09, 2006

La llegada

Comparado con su Lanzimor natal, aquel pueblo era bastante grande. Bliz estimaba que quizá había unas 3.000 personas viviendo allí habitualmente. Por supuesto, estos días la cifra se había multiplicado por dos, el gran evento era mañana.
Era difícil adivinar a que se dedicaba esa gente el resto del año. Estos días el pueblo estaba repleto de restaurantes improvisados, de posadas que no eran más que el dormitorio principal de los dueños de una casa o de tiendas que a todas luces nunca habían sido tal.
El hecho de que durante 1 semana al año se llene tu pueblo de gente con una buena cantidad de dinero, necesidad de gastarlo y que no acarrean problemas es algo que a nadie se le escapa que es un verdadero negocio del que todo el mundo quiere sacar tajada.
Una mueca apareció en la cara de Bliz al descubrir su propio pensamiento, "gente que no acarrean problemas", algo muy distinto a lo que les suelen decir el resto del año, sobre todo esos malditos brujos. Ganas tenía de coger a uno y sacarle lo que lleve encima.
Bliz deambulaba por la calle principal pensando en estos asuntos económicos, viendo las monedas desfilar aquí y allá para comprar todo lo necesario para el día siguiente y mirando su propia bolsa de monedas: poco.
El viaje había sido duro y ... caro.
Ahora maldecía a quien le recomendó no salir más que una semana antes del evento. Maldita sea, por culpa de esto no pudo utilizar su arte para ganar más dinero y ahora se encontraba en esa situación tan lastimosa.
Había pedido presupuesto en un par de pensiones improvisadas: prohibitivas para su maltrecha economía. Sus dueños sabían que siempre habría alguien con suficiente necesidad de un buen techo como para pagarles cualquier precio. Todos tenían que descansar bien para el gran evento de mañana.
Evaluó sus posibilidades, no podía pagar ninguna casa en el pueblo, imposible quedarse durmiendo en una calle (significaría la muerte o algo peor) y tampoco podía entrar en el bosque cercano.
Aún quedaban unas horas de sol, pensando qué hacer se alejó calle abajo...

5 comentarios:

Jordi dijo...

Espero comentarios sobre qué hacer!

fractalside dijo...

¿Evento? Dejame adivinar... ¿Una feria-exposición de mumismos?

Pues que Bliz vaya consiguiendo pasta para la entrada... XD

¡Ah, como chuta la gloria blogera!, luego la gente (ingrata por naturaleza) te ignora en pos del nuevo blog de -un marciano en valdeverzas del botijo-, y es cuando entra el mono.

Pero bueno, creo que tomarselo de forma creativa es la menos mala de las maneras de tomarselo. Animo :)

Jordi dijo...

Lo del evento lo tengo claro, ya lo verás, lo que no tengo nada claro es qué puede hacer Bliz ahora. Aunque no lo he dicho de forma explícita, ¡vuestros comentarios variarán la historia y necesito ayuda para rellenar todas esas lagunas que tengo en mi mente! :P
Y tienes razón, ese maldito marcianos que está en Valdeverzas del botijo mustio me ha quitado todo el protagonismo.

El Gincho dijo...

enga jordi, mete algo que enganche, que para eso has sido un master consagrado, no se, algo que todos queramos imaginar y con lo que queramos pasar el tiempo, eso de bajos presupuestos tiene que durar poco, jajaja

Jordi dijo...

El camino a la gloria es largo, dificil y duro.
Todo se andara, por ahora concentrate en solucionar la situacion actual :)