martes, abril 11, 2006

Larón habla montón

"¡Ey, Bliz! Ya sabía que te encontraría por aquí. ¿Qué te ha pasado, viejo amigo? Estás más sucio que aquella vez que fuimos tras el cerdo que se escapó.
¿Acabas de llegar? Si aún buscas lugar para esta noche, vente conmigo, no me importaría compartir contigo lecho... y la ruinosa suma que pide el avaricioso dueño."
Todo esto escuchó Bliz antes de que pudiera darse la vuelta hacia la procedencia de la voz o tan siquiera pestañear. El tono de la voz era característico, pero la velocidad a la que esas palabras fueron pronunciadas inconfundibles. Larón! Larón estaba allí.

Efectivamente, delante suya el sonriente chico le miraba con cara de no poca guasa. Seguramente no por lo que le acababa de ocurrir, sino porque no tenía otra cara. Larón habla_montón, conocido en todo su pueblo como el muchacho mas extrovertido, hablador, alegre e inquieto. No podría contar cuántas veces le habían atado a un árbol y sellado la boca. Inexplicablemente, seguía vivo, alegre y tan hablador como siempre.

- "Larón habla_montón!"
- "¡Por supuesto Bliz! Quién más en su sano juicio vendría a hacerte una proposición tan buena con esas pintas que traes"
Bliz juraría que Larón tardó menos en decir 21 palabras que él 3.
- "¿Qué haces en este lu...?", Bliz intentaba hablar rápido pero Larón cortaba todas sus frases.
- "Me preparo para el gran día de mañana. Como tú"
- "Pero tú no er..."
- "Sí, lo soy tanto como tú"
- "No lo sospech..."
- "Porque soy muy bueno"
- "larón e..."
- "el ladrón", el chico estaba orgulloso
De repente, una idea clara y evidente invadió la mente de Bliz:
"claro, ¡Larón el ladrón! ¡Cómo no lo he visto antes! Tan hábil con las palabras, tan feliz, tan inocente. Y yo, tan evidente, todo el mundo sabía lo mío". Bliz empezaba a pensar que el barro del caballo no era más que la premonición de lo que le iba a esperar mañana. ¿Cómo se atrevía a venir aquí? Quizá lo mejor era volverse humillado a casa y evitar males mayores. Incluso Larón merecía estar allí más que él.
Mientras Bliz pensaba esto, Larón habla_montón había procedido a contarle todos los detalles sobre la vivienda que habían adquirido y como la iban a costear. Larón parecía conocer con bastante exactitud el contenido de su bolsa de oro y distribuyó el coste acorde a esta circunstancia. Larón pagaba, Bliz le debía una.

Larón era un año más joven, llevaba mejores ropas, se desenvolvía mejor, había conseguido una buena casa y conocía el entorno. Había conseguido vencer a Bliz en todo lo que le importaba en esta vida. O en casi todo, Bliz nunca vió pelear a Larón, pero no le extrañaría que también en esto fuera extraordinario.

La casa donde iban a dormir no era gran cosa, pero tampoco lo era lo que iba a pagar Larón por ella, lo cual visto las circunstancias actuales era casi un milagro. Durmieron, en la misma cama, una cama amplia en la que Larón habla_montón no tuvo reparos en utilizar todo el espacio que consideró necesario, recluyendo a Bliz en el borde de paja.

A la mañana siguiente cuando Bliz despertó, no había rastro de Larón ni de su propia bolsa de oro (que había estado atada a su cintura celosamente toda la noche), Larón no había perdido el tiempo y había acabado con la semana de abstinencia unas horas antes de lo que la caballerosidad requería. Su dios no podría recliminarle nada por esto, simplemente era poco educado, aunque la educación entre ladrones... Tras las maldiciones oportunas y sospechando que tampoco habría pagado al casero, Bliz se deslizó discretamente por la ventana
"Larón, te salvas porque lo considero parte del juego de hoy, como me hagas esto otra vez, te juro que te mataré"
Con este buen ánimo se dirigía Bliz hacia el lugar de encuentro para el gran evento...

5 comentarios:

Chotomate dijo...

En la mañana del gran evento, mucho antes de que todos se despertaran, en la brumosa visibilidad del inicio del alba, una figura sospechosamente humana caminaba solitaria calle abajo murmurando lo que parecían ser palabras de satisfactorio regocijo.
"Este Bliz sigue igual que siempre. ¡Que pena que llevara tan poco!"

El Gincho dijo...

no entiendo, chotomate continua la historia?, relaciono lo que cuenta con la historia? El larón ese es como raiman...

jordi dijo...

pedazo de descanso que me estoy tomando en el blog de semana santa.... pero tranquis que la historia continua

your sister dijo...

Me he sentido totalmente identificada con larón-habla un montón: 21 palabras cuando los demás dicen 3... Yo ya lo voy perfeccionando y creo que sería capaz de hacer 30 a 3!!!

Jordi dijo...

Te creo :D
^_^/