lunes, abril 17, 2006

Preparando la trampa

En la mañana del gran evento, mucho antes de que todos se despertaran, en la brumosa visibilidad del inicio del alba, una figura sospechosamente humana caminaba solitaria calle abajo murmurando lo que parecían ser palabras de satisfactorio regocijo.
"Este Bliz sigue igual que siempre. ¡Que pena que llevara tan poco!"
"Larón" estaba contento, no solo había cumplido con las órdenes en todo punto sino que lo había hecho bajo la excusa de la amistad y de la sana competición entre ladrones. Sin duda su jefe estaría contento y sorprendido por su capacidad de convertirse en alguien que uno de los ladrones conocía y que éste ni siquiera se diera cuenta. Por supuesto, no le iba a contar que realmente sí conocía a Bliz, ni la relación que les une. Demasiado peligroso.
Bien le gustaría a "Larón" estar presente cuando Bliz se encarara con el verdadero Larón por ese oro robado. "Larón" no pudo ocultar una mueca malvada, quién sabe si el pobre Larón sobrevivirá a aquello. Todo dependía de si ese tonto de Bliz era capaz de encontrar y comprender la nota que le dejo en el bolsillo. Quizá demasiado dependía de eso.

Aunque sin duda a esas horas todos los ladrones estarían descansando para su gran evento, Larón no quiso arriesgarse y hasta entrar en la zona de espejismo no se atrevío a usar el teletransporte hasta su jefe.
Mientras entraba en la zona de espejismo, se preguntó qué tipo de protección se había dispuesto para el casi imposible caso de que alguien quisiera pasar por allí. Aparentemente ninguna, debía hablar de esto con su jefe.
Entrar en una zona de espejismo, siempre es una sensación muy extraña, desagradable, a "Larón" le ponía los pelos de punta. En esta zona en particular, al salir del pueblo se veía bajo la tenue luz de tan temprana hora en la madrugada el bosque cercano y en el fondo la gran hilera de las montañas azules.
Y de repente, como romper una burbuja todo aquello desaparecía. Como si se estuviera mirando un gran ventanal de una casa pintado con un paisaje absolutamente realista y de repente se destruyera dejando ver el verdadero paisaje. Tan distinto.
Allí estaba el campamento de noche. Lo primero que se veía es la hilera de magos manteniendo el espejismo, "Larón" calculaba que la mitad de todo el personal estaba allí manteniendo la ilusión. Se necesitaba un flujo de energía constante. Los magos iban y venían, relevándose, manteniendo la capa de ilusión en el grosor adecuado. Según calculaba "Larón", al nivel de desgaste actual, la capa podría durar incluso media hora sin más aportaciones.
Seguramente, pronto su jefe mandará a todos los magos descansar y levantar el campamento, la zona estaba ya devastada de toda vida y estabán usando su propia energía para aplicarla a la ilusión. Los magos no podrían mantener este ritmo mucho más aún con el sistema de relevos.
Efectivamente, el toque de levantamiento. Ya no podría ver a su jefe hasta la noche, lo importante ahora era ocupar su puesto en el bosque. El día de hoy iba a ser emocionante y ... esta idea no era tan agradable, peligroso.


Horas más tarde, Bliz se encontraba reunido a las afueras del pueblo con todos los demás ladrones, en el centro de una zona devastada de toda vegetación. Todo el mundo estaba listo y excitado, deseando entrar en el bosque lo antes posible.
Pero alguien que no conocía se había propuesto alargarse con un discurso sobre el significado de ese día para todos los ladrones.
Casualmente, aburrido, jugueteando, metió la mano en uno de sus bolsillos donde encontró un papel escrito por Larón ...

4 comentarios:

Jordi dijo...

A ver gincho. Cualquiera puede seguir la historia o poner opiniones, comentarios, etc. Que la continuarán.

Pillo directamente lo que escribe chotomate porque esta bien escrito y no es ninguna incongruencia.

Esto es como el rol, mientras que lo que digais no este en contra de la personalidad de los personajes o de la logica del mundo, todo vale.

Asi que animate a proponer!!!

your sister dijo...

Que emocionante que está la historia!!! Quiero saber que mas pasa!! también nos vas a poner anuncios en lo mas emocionante para financiarte???

El Gincho dijo...

soy mu malo redactando

"Esa letra era inconfundible, hacía imaginar la forma de hablar de Larón, como si el escribir lo hiciera con la misma urgencia, inconfundibles esos simbolos tan simplificados pero claros, y esas letras tan alargadas y concentradas ya no tan evidentes, que cualquiera que lo leyera aparentaría un problema grave de visión.
Bliz, ya había aprendido a saber cuando una situación precedía un engaño, y ésta no era libre de sospechas, la intención de dejarle una nota en el bolsillo podría querer decir algo más que lo que le comunicaría dicha nota"

Chotomate dijo...

Chotomate dice que al empezar a leer "Preparando la trampa" se le ha parado el corazón al reconocer las primeras líneas.

Afortunadamente el corazón ha vuelto latir por si mismo (o eso o ha sido una falsa impresión) y va a poder seguir disfrutando con la historia, que según va creciendo se está haciendo más interesante.